Inicio Destacado La inspección sanitaria municipal detecta niveles muy altos de legionella en la...

La inspección sanitaria municipal detecta niveles muy altos de legionella en la residencia Francisco Vitoria de Alcalá de Henares  

La inspección sanitaria que el Ayuntamiento de Alcalá de Henares llevó a cabo el pasado 28 de febrero en la residencia de mayores Francisco de Vitoria de la ciudad ha detectado niveles muy altos de legionella en el agua, con más de 8.000 unidades formadoras de colonias, por lo que ha pedido a la Comunidad de Madrid que tome medidas urgentes de manera inmediata.

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, y la concejala de Salud, Blanca Ibarra, han comparecido hoy en rueda de prensa para dar a conocer los resultados de la inspección sanitaria, conocidos hoy, que revelan la presencia de la legionella en unos niveles que, según los baremos, son considerados de “situación muy grave”.

La concejala de Salud ha explicado que hoy a las 10.00 horas se han recibido los informes acreditados del laboratorio y se ha constatado que en la residencia Francisco de Vitoria hay “una situación muy grave que es la presencia de colonias de legionella, del tipo de la llamada neumófila, la llamada legionella mala, que es la causante de neumonías, en niveles muy superiores a los permitidos”.

Ibarra ha detallado que los niveles de legionella en el agua se miden por las unidades formadoras de colonia por litro de forma que menos de 100 se considera riego bajo, entre 100 y 1000 riesgo intermedio y más de 1000 se considera situación grave que requiere inmediata revisión de planes de prevención y medidas correctoras”.

Ante esta situación, el alcalde ha hecho un llamamiento a la Comunidad de Madrid “para que se tomen en serio la situación de la residencia Francisco de Vitoria porque estamos indignados”. Además, ha incidido en que la inspección se realizó después de que la inspectora y los técnicos tuvieron una espera involuntaria de hora y media hasta que se les permitió el acceso a las instalaciones.

Por este motivo, ha continuado el regidor, “cuando hemos conocido que el 28 de febrero había niveles de 8.000 unidades de legionella en el agua de la residencia nos hemos alarmado enormemente y, sin embargo, la reacción de la Comunidad de Madrid, de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) ha sido dilatar la reunión que les hemos solicitado”.

CRONOLOGÍA DE LOS HECHOS

Rodríguez Palacios ha señalado que, a la vista de la cronología de los hechos, “se deducen una serie de cuestiones muy sospechosas”, pues el 31 de enero se reunieron con el gerente del AMAS, José Manuel Miranda, y le expusieron, después de esperar cuatro meses, “que hay una situación mala en la residencia, con un contrato de comida de 4,6 euros para dar cinco comidas al día que nos parece insuficiente y que los usuarios nos dicen que no les dejan beber el agua del grifo de las habitaciones, y este señor tiene la cara dura de decir que el agua de Alcalá es mala”.

El 7 de febrero se convocó un Pleno extraordinario, propiciado por PSOE y Ciudadanos, en el que los familiares comentan que los residentes han perdido peso y se piden explicaciones. El día 8 la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, vino a Alcalá “y le hacen decir que esto es cosa del pasado y que no hay ningún problema en la residencia Francisco de Vitoria”.

“Y hoy por la mañana nos han dicho que el 9 de febrero hicieron una inspección del agua, un día después de decir que no pasa nada. Eso es para hacerse mirar quien está al frente de la AMAS, que le hace decir a la presidenta que no pasa nada y al día siguiente hacen una inspección. El día 24, tenían resultados de una legionella somera, leve, no a los niveles que detectamos”, ha agregado.

El alcalde ha subrayado que el retraso de hora y media en la inspección municipal del día 28 a priori se hace sabiendo que tienen legionella (la inspección de la Comunidad de Madrid se había hecho cuatro días antes) y, no contentos con esto, el 1 de marzo le hacen decir al vicepresidente Enrique Ossorio que no pasa nada y que todo es cuestión del pasado, que hubo problemas, pero ya no hay”.

“AQUÍ ALGUIEN ESTÁ MINTIENDO”

Rodríguez Palacios ha denunciado que “aquí hay alguien que está mintiendo, y es una vergüenza”, y ha incidido en que, si la Comunidad de Madrid había detectado unos niveles de legionella de 100, tenían que habérselo comunicado a la inspectora municipal. Además, ha vuelto a subrayar que el nivel detectado es hasta ocho veces más alto de lo que se considera normal en los análisis.

“Hoy se lo hemos comunicado y la respuesta ha sido la dilación, incluso nos han llegado a decir que nos reuniríamos el lunes, cuando en cualquier otra situación se precinta todo inmediatamente y si no lo hemos hecho con policía es porque estamos hablando de una situación de colaboración entre instituciones públicas que no es como clausurar un bar”, ha apostillado.

El regidor ha afirmado no conocer “qué otra prioridad han podido tener durante dos horas, porque parece que hasta que no se ha convocado la rueda de prensa no han empezado a sonar los teléfonos por arriba y no han empezado a espabilar”.

“Como alcalde de la ciudad yo lo que pido es que se tomen en serio la situación de la Francisco de Vitoria, que tener un nivel de 8.000 en legionella mala, la que puede causar neumonía, no puede esperar ni un minuto, es algo inmediato, lo dice la misma norma. Esto no es hablar del pasado, de algo superado, es hablar del futuro de 500 personas, muchas de ellas en situación de dependencia, que han puesto su salud en manos de una administración pública, el Gobierno regional”, ha afirmado Rodríguez Palacios.

Finalmente, ha insistido en que “todo lo que ocurra a partir de ahora es responsabilidad exclusiva de la Comunidad de Madrid” y les ha instado “a proceder de manera inmediata a la limpieza de esas tuberías, de esos depósitos de agua. No creo que pueda haber nada más urgente dentro del AMAS que superar este problema de emergencia, tal y como lo califica la normativa”.

“No se están tomando en serio lo que ocurre en una residencia donde hay 500 personas mayores, muchas de ellas dependientes, que viven allí bajo la tutela del Gobierno de la Comunidad de Madrid, pagando cada mes con dinero de sus propias pensiones, porque aquí no hay caridad ni nada regalado, sino un servicio público que debe ser de calidad”, ha concluido el alcalde de Alcalá de Henares.

Leer más:  Loterías dedica un décimo a Alcalá por el 25 aniversario del título de Patrimonio de la Humanidad

- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl Centro Sociocultural Zulema y la Casa de la Juventud serán renovados y se convertirán en edificios más sostenibles y eficientes
Artículo siguienteAlcalá de Henares recuerda a las víctimas del 11M cuando se cumplen 19 años del atentado  
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.